Laptops en los sectores más desprotegidos

Si miramos cómo se van a dar las siguientes fases de expansión del Plan Ceibal, notaremos que estamos a punto de enfrentarnos a nuevos desafíos. La llegada del plan a Montevideo el año próximo planteará una nueva dimensión de trabajo con las clases más excluídas, que no tiene precedentes. Por primera vez, los sectores más pobres tendrán generalizadamente una herramienta de conexión a la sociedad de la información en sus manos. Los niños llevarán las computadoras a sus hogares, la familia accederá a Internet y un nuevo sector de la población estará en línea.

Por primera vez, quienes tienen menos voz contarán con un medio de comunicación con el cual describir sus vivencias, sueños y necesidades desde su propia perspectiva, a diferencia del esquema tradicional, en que otros sectores de la sociedad los investigan para hablar por ellos. Blogs, videos y correos electrónicos son solo algunos ejemplos de medios a través de los que se se podrá expresar con más fuerza que nunca este sector de la sociedad, para mostrar su cultura, su forma de pensar, su realidad.

La misma herramienta estará en manos de los ricos y los pobres del país. Niños y mayores de todo el espectro de la sociedad podrán intercambiar correos, chats y sitios favoritos, al mejor estilo facebook.

Como nunca antes, los más excluídos del sistema contarán con una potente herramienta para, desde su casa, realizar trámites y solicitudes a las instituciones públicas. Podrán reclamar sus derechos al estado. Si se les dan las condiciones, también podrán utilizarla para capacitarse, adquirir oficios y trabajar a distancia.

Habrá también un nuevo medio con el que comunicarse con los más apartados, haciéndoles llegar información de su interés, cultura y nuevas formas de entretenimiento.

El acercamiento de la tecnología a las clases más desprotegidas ya ha comenzando en el interior del país. Salto, la ciudad más grande de Uruguay después de Montevideo, es un ejemplo de ello. Importantes cinturones de marginalidad rodean esta ciudad, que en estos momentos está siendo inundada por laptops XO a través de los niños.

(el Salto marginal también quiere expresarse)

Hay una nueva forma de comunicación, que trae enormes desafíos. Podemos pensar que es algo peligroso. Podemos pensar que es una nueva oportunidad. Debemos abordar el tema con seriedad, pues los parámetros por los que se rige la opinión pública pueden cambiar. Ceibal está haciendo nacer la web de los niños... y hará nacer la web de los pobres. Es una oportunidad de inclusión social, que sin el trabajo a conciencia que merece, puede convertirse en una nueva circunstancia de exclusión.